Histerectomía

En el caso de que el resto de técnicas fallen, hay que extraer el útero o matriz mediante histerectomía.

Hay varios métodos:

Histerectomía por laparoscopia

Consiste en insuflar aire dentro del abdomen, de manera que creamos un espacio mayor (como un globo). Posteriormente, se practican de una a tres incisiones de aproximadamente 1 cm para poder introducir los instrumentos y, a continuación, se realiza la extracción del útero.

La técnica laparoscópica es, de todas las técnicas quirúrgicas para el tratamiento de los miomas, la menos dolorosa.

La histerectomía para miomas mediante laparoscopia permite, por lo tanto, mejorar la recuperación y los resultados en general.

El útero se puede extraer por vía vaginal (cuando practicamos una histerectomía total, sin conservar el cuello uterino) o mediante el morcelador (cuando lo que hacemos es conservar el cuello uterino y por lo tanto no abrimos la vagina).

Mediante esta técnica, es posible extirpar úteros de hasta 15-20 cm.

Mediante Cirugía abierta

En el caso de que ninguna técnica menos agresiva pueda ser utilizada, queda el recurso de realizar una histerectomía con cirugía clásica.

Entonces habrá que practicar una incisión más grande en el abdomen, que puede ser de tipo phannenstiel (como una cesárea) o una incisión media.

  • Tipos de miomas

Contáctanos si deseas recibir más información:

* Campos obligatorios

Top