2. Ablación por Ultrasonidos

Los HIFU interactúan con los tejidos de 2 formas: térmica (calentamiento) y no térmica (cavitación). Los efectos térmicos son el resultado de la absorción de la energía acústica en el tejido debido a la generación de fricción en el tejido viscoso.

ablacion por ultrasonidos1

La cavitación es un proceso mecánico que se produce a altas intensidades acústicas cuando el agua tisular se vaporiza rápidamente formando microburbujas que se expanden rápidamente, colapsándose después y liberando ondas de choque y chorros de líquido a alta velocidad y a presiones altísimas, por encima de 30 kbar, y temperaturas por encima de 20.000 ºK.

Como resultado de estos 2 mecanismos se produce una elevación de la temperatura del punto seleccionado de más de 55 ºC, que si se mantiene más de 1 s conseguirá una necrosis coagulativa y la inmediata muerte celular.

Los ultrasonidos son emitidos por varios transductores. Los haces confluyen en un punto, de manera que al entrar en fase producen la liberación de energía, produciendo necrosis en una área de 2 a 3 mm. Histológicamente se produce exactamente la misma lesión que con radiofrecuencia, es decir, Necrosis Coagulativa.

La extensión de la lesión térmica se puede modular cambiando la intensidad, la frecuencia o el tiempo de exposición a los ultrasonidos.El efecto térmico es predecible y reproducible.

Actualmente se están desarrollando múltiples aplicaciones clínicas de la ablación por ultrasonidos para tumores benignos y malignos de mama, próstata, hígado, páncreas, tumores óseos, tiroides, paratiroides y útero.

En la actualidad disponemos en el mercado de varios dispositivos para el tratamiento mediante HIFU. Concretamente para el tratamiento de los miomas disponemos de varias alternativas, guiadas por RM o por ultrasonido. En los 2 casos, el transductor de ultrasonidos tiene una tecnología similar pudiendo variar la potencia y la versatilidad.

En nuestro Instituto utilizamos el modelo HAIFU JC, que tiene un transductor de ultrasonidos diagnóstico integrado en el transductor de ultrasonidos terapéuticos; este conjunto puede moverse en los 3 planos y está integrado en el interior de un reservorio que contiene agua desgasificada y refrigerada, donde se coloca a la paciente en decúbito prono (fig. 1). Consta de una unidad integrada de tratamiento de agua y generación de energía.

Todo el sistema se maneja desde una consola de control central con 3 monitores:

-El primer monitor controla el nivel, la temperatura y la circulación del agua desgasificada así como otras características técnicas del aparato;

-El segundo monitor controla el proceso terapéutico. Toda la información sobre el tratamiento se puede visualizar en la pantalla, el corte que se está tratando, el punto focal, el modo de tratamiento (linear o puntual), la intensidad acústica, el tiempo de exposición y la posición del transductor terapéutico.

-El tercer monitor controla el ultrasonido diagnóstico y nos permite controlar de manera continua los cambios asociados al tratamiento, valorar la vascularización mediante Doppler o realizar estudio con contraste ecográfico.

Hifu_web_Profesionales_Interior_01

Figura 1IIa. A) Consola de control central. B) Motor de movimiento Y. C) Motor de movimiento X. D) Cabezal de tratamiento integrado. E) Motor de movimiento Z. F) Cama de tratamiento. G) Unidad de tratamiento de agua y generación de energía.

A) Consola de control central. B) Motor de movimiento Y. C) Motor de movimiento X. D) Cabezal de tratamiento integrado. E) Motor de movimiento Z. F) Cama de tratamiento.
G) Unidad de tratamiento de agua y generación de energía.

Contáctanos si deseas recibir más información:

* Campos obligatorios

Top